Menu

Adicción a sustancias

Características de las sustancias capaces de generar adicción

En la actualidad existe consenso entre los distintos autores al señalar cuáles son las características comunes de las sustancias capaces de generar dependencia física y psíquica que se traducen en importantes alteraciones conductuales.  Cinco son las características fundamentales de las drogas capaces de generar adicción:

• Inducen un efecto de placer y recompensa. 

• Producen una alteración reversible del cerebro (neuropsicotoxicidad).

• Tras su consumo repetido se instaura la tolerancia.

• Tras un consumo prolongado de la sustancia, si se da un cese brusco se produce el síndrome de abstinencia.

• Todas ellas poseen la propiedad farmacológica de actuar como refuerzo positivo.


El Comité de Expertos en Farmacodependencia de la Organización Mundial de la Salud, (OMS), realizó un memorándum en el que se señalaba que la dependencia es un síndrome que presenta un rasgo de intensidad y que abarca las siguientes características:

• La conducta orientada al consumo de la sustancia predomina sobre las demás motivaciones del sujeto.

• Existe un patrón estereotipado de consumo de la droga.

• El individuo desea abandonar la ingesta de la sustancia.

• Se produce una experiencia subjetiva compulsiva a usar la droga casi siempre durante los intentos de reducir su consumo.

• Existe evidencia de neuroadapatación, demostrada por la tolerancia y el síndrome de abstinencia.

Dicho Memorandum, subraya que el grado de tolerancia, su duración y ritmo de desarrollo dependen de forma importante de procesos de APRENDIZAJE, lo que implica que el fenómeno de la adicción no se explica exclusivamente en base a la actuación de las sustancia sobre el sistema nervioso central, la dependencia en sus aspectos físicos está estrechamente ligada a los cambios neuroadaptativos que se producen en la tolerancia, y ambas lo están al desarrollo del síndrome de abstinencia.

Una característica fundamental de la dependencia de sustancias es la aparición de una serie de síntomas comportamentales, cognoscitivos y fisiológicos que indican que el sujeto sigue consumiendo la sustancia tóxica a pesar de la aparición de problemas significativos relacionados con ella.

Los trastornos relacionados con sustancias incluyen los trastornos relacionados con la ingestión de una droga de abuso (incluyendo el alcohol), los efectos secundarios de un medicamento y la exposición a tóxicos. En el DSM IV el término sustancia puede referirse a una droga de abuso, a un medicamento o a un tóxico. Las sustancias tratadas se agrupan en 11 clases: alcohol; alucinógenos; anfetamina o simpaticomiméticos de acción similar; cafeína; Cannabis; cocaína; fenciclidina (PCP) o arilciclohexilaminas de acción similar; inhalantes; nicotina; opioides, y sedantes, hipnóticos y ansiolíticos. Algunas clases comparten propiedades: el alcohol comparte propiedades con los sedantes, hipnóticos y ansiolíticos; la cocaína comparte propiedades con las anfetaminas y simpaticomiméticos de acción similar.

Los trastornos relacionados con sustancias se dividen en dos grupos:

- Trastornos por consumo de sustancias (dependencia y abuso), y

- Trastornos inducidos por sustancias (intoxicación, abstinencia, delirium inducido por sustancias, demencia persistente inducida por sustancias, trastorno amnésico inducido por sustancias, trastorno psicótico inducido por sustancias, trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias, ansiedad inducida por sustancias, disfunción sexual inducida por sustancias y trastorno del sueño inducido por sustancias).

Criterios DSM-IV TR

Dependencia de sustancias

Un patrón maladaptativo de uso de sustancias que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativo, expresado por tres (3) ó más de los ítems siguientes, en algún momento de un período continuo de doce (12) meses.

(1) tolerancia, definida por

(a) una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir la intoxicación, o el efecto deseado o,

(b) el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente con su consumo continuado.

(2) abstinencia, definida como cualquiera de los siguientes items

(a) el síndrome de abstinencia característico para la sustancia o

(b) se toma la misma sustancia (o un muy parecida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

(3) la sustancia se consume en cantidades mayores o durante un período más prolongado de lo que originalmente se pretendía.

(4) existe un deseo persistente o se realizan esfuerzos infructuosos por controlar o interrumpir el consumo de la sustancia.

(5) se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia (p.ej., visitar a varios médicos o desplazarse largas distancias), en el consumo de la sustancia (p.ej., fumar un cigarrillo tras otro) o en la recuperación de sus efectos.

(6) reducción o abandono de importantes actividades sociales, laborales o recreativas debido al consumo de la sustancia.

(7) se continúa consumiendo la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos recidivantes o persistentes que parecen causados o exacerbados por el uso de la sustancia (p.ej., consumo de cocaína a pesar de saber que provoca depresión rebote)


El DSM-IV propone aplicar estos criterios a cada una de las sustancias capaces de generar dependencia, de modo que cada una se codifica con un número distinto;

dependencia de alcohol (F10.2x)

dependencia de alucinógenos (F16.2x)

dependencia de anfetamina (F15.2x)

dependencia de cannabis (F12.2x)

dependencia de cocaína (F14.2x)

dependencia de fenciclidina (F19.2x)

dependencia de inhalantes (F18.2x)

dependencia de nicotina (F17.2x)

dependencia de opiáceos (F11.2x)

dependencia de sedantes, hipnóticos o ansióliticos (F13.2x)

dependencia de otras sustancias o desconocidas (F19.2x)

Abuso de Sustancias

Un patrón maladaptativo de consumo de sustancias que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativo, expresado por uno (ó más) de los items siguientes durante un período de 12 meses:

(1) consumo recurrente de sustancias, que da lugar a incumplimiento de obligaciones en el trabajo, escuela o casa.

(2) consumo recurrente de la sustancia en situaciones en las que el hacerlo es físicamente peligroso.

(3) problemas legales repetidos relacionados con la sustancia.

(4) consumo continuado de la sustancia a pesar de tener problemas sociales continuos o recurrentes, o problemas interpersonales causados o exacerbados por los efectos de la sustancia.

(5) los síntomas no han cumplido nunca los criterios para la dependencia de sustancias de esta clse de sustancias.
Al igual que con la dependencia se propone usar los criterios para evaluar cada sustancia que produce abuso. De este modo puede resultar en varios diagnósticos de abuso de sustancias.

abuso de alcohol (F10.1)

abuso de alucinógenos (F16.1)

abuso de anfetamina (F15.1)

abuso de cannabis (F12.1)

abuso de cocaína (F14.1)

abuso de fenciclidina (F19.1)

abuso de inhalantes (F18.1)

abuso de opiáceos (F11.1)

abuso de sedantes, hipnóticos o ansióliticos (F13.1)

abuso de otras sustancias o desconocidas (F19.1)


Intoxicación por Sustancias

A. Presencia de un síndrome reversible específico de una sustancia debido a su ingesta reciente o a su exposición.

B. Cambios psicológicos o de comportamiento maladaptativos clínicamente significativos debidos al efecto de la sustancia sobre el sistema nervioso central.

Se propone utilizar estos criterios para evaluar cada sustancia involucrada en la intoxicación, de modo que cada sustancia que produce intoxicación tiene su propio código.

intoxicación por alcohol (F10.00)

intoxicación por alucinógenos (F16.00)

intoxicación por anfetamina o extasis (F15.00)

intoxicación por cafeína (F15.00)

intoxicación por cannabis (F12.00)

intoxicación por cocaína (F14.00)

intoxicación por fenciclidina (F19.00)

intoxicación por inhalantes (F18.00)

intoxicación por opiáceos (F11.00)

intoxicación por sedantes, hipnóticos o ansióliticos (F13.00)

intoxicación por otras sustancias o desconocidas (F19.00)


Síndrome de Abstinencia de Sustancias

A. Presencia de un síndrome específico de una sustancia debido al cese o la reducción de su consumo que previamente había sido prolongado o en grandes cantidades.


B. El síndrome específico de la sustancia causa un malestar clínicamente significativo o un deterioro de la actividad laboral y social o en otras áreas importantes de la actividad del individuo.

síndrome de abstinencia del alcohol (F10.3)

síndrome de abstinencia de anfetamina o extasis (F15.3)

síndrome de abstinencia de cocaína (F14.3)

síndrome de abstinencia de nicotina (F17.3)

síndrome de abstinencia de opiáceos (F11.3)

síndrome de abstinencia de sedantes, hipnóticos o ansiolíticos (F13.3)

síndrome de abstinencia de otras sustancias o desconocidas (F19.3)

Tratamiento
Si nos centramos en el  tratamiento de los trastornos adictivos y dejamos a un lado la prevención y la reducción de daños, abordajes necesarios y muy útiles pero que se escapan a las pretensiones de este texto, un aspecto primordial es descubrir la función que cumple el consumo de la sustancia para la persona. Las técnicas y estrategias más empleadas en el tratamiento son las que se enumeran a continuación:

- Entrevista motivacional.

- Manejo de contingencias.

- Entrenamiento en habilidades sociales.

- Entrenamiento en asertiividad y en expresión de emociones.

- Entrenamiento en solución de problemas.

- Entrenamiento para el afrontamiento de estados cognitivo-emocionales, el afrontamiento de eventos vitales estresantes y el afrontamiento de situaciones de riesgo para el consumo.

- Prevención de recaídas: estrategias de entrenamiento en habilidades, reestructuración cognitiva y estrategias de reequilibrio del estilo de vida.

- Introducción de hábitos de vida saludables.

- Terapia familiar y de pareja.

- Exposición y prevención de respuesta.

Puede solicitar Cita Previa para Tratamiento aquí


Bibliografía


http://whqlibdoc.who.int/trs/WHO_TRS_741_spa.pdf


- Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 4th ed. rev.: DSM-IV-R. Washington, D.C.: American Psychiatric Association, 2000.


- Secades-Villa, R., García-Rodríguez, O., Fernández-Hermida, J.R.,  y Carballo, J.L., (2007), Fundamentos psicológicos del tratamiento de las drogodependencias, Papeles del Psicólogo, 2007. Vol. 28(1), pp. 29-40

 

 

. .

Quiénes Somos

Asociación Mentes Abiertas
Av. de Filipinas, 18, Bj. C. 28.003 Madrid.
Calle Guzmán El Bueno, 74 1 Izq. 28015
91 070 16 68 - 91 007 43 89 info@mentesabiertas.org
Centro Sanitario autorizado por la Comunidad de Madrid con el nº CS11666

Horario de L a V de 10 a 21.

Dónde Estamos